Arquitectura

Villanueva del Rey es un municipio cuya apariencia refleja claramente una imagen de conjunto y homogeneidad. En el núcleo urbano existe una gran armonía tanto en la construcción de sus casas, como en la disposición de sus calles y plazas.

Una calle de Villanueva del Rey

Las viviendas tradicionales de esta localidad serrana constan de tres crujías paralelas a la fachada, más corral trasero con dependencias ajenas, estructurada mediante un pasillo central de amplias dimensiones, que conecta la calle con el corral, situándose a ambos lados las habitaciones. La segunda crujía no presenta ventilación directa sino que se hace a través del citado pasillo, ubicándose en ella la cocina con chimenea y la estancia de la casa.

La actividad vividera se sitúa en la planta baja, existiendo un desván que se utilizaba como granero y despensa. Están construidas a base de muros de carga de tapial y piedra en los se apoyan bóvedas de crucería. La fachada, encalada en blanco, se estructura en un hueco central de entrada y dos huecos laterales de proporción alargada, apareciendo encima de la puerta una pequeña ventana o balcón. El encuentro con el acerado se resuelve con un zócalo encalado en gris o con granito. Son destacables también los hornos de pan, para el uso familiar, que albergan estas casas y que tanta importancia han tenido a largo de nuestra historia.

Arquitectura

Otra construcción que sella la identidad del municipio es el Pósito, un edificio tapial con tres crujías, paralelas a la calle, comunicadas entre sí por medio de grandes arcos de medio punto. Este se localiza en la calle del mismo nombre y antiguamente sirvió como institución de préstamo de grano en años de malas cosechas, teniendo carácter público. Posteriormente, al caer en desuso, pasó a manos privadas.

Son muy peculiares los cortijos que aún se conservan en el municipio, y construcciones tan singulares como los capturaderos de ciervos, las torretas de vigilancia contra incendios que hay en la finca de las Erillas, e incluso los puestos situados en los árboles para la caza de determinadas especies. Todo ello resulta muy atractivo al observador porque están realizadas de manera que no impacta en el medio.

Fuente de la Membrillera

Fuente de la Membrillera

El agua en el municipio de Villanueva del Rey ha sido de vital importancia a lo largo de toda su historia, prueba de ello son las numerosas fuentes, pozos y pilares que esconde la localidad. De ellas destacamos la Fuente de la Membrillera, actualmente restaurada, el Pilar, la Fuente de los Nogueros... que contribuyen y reflejan la forma de vida que ha caracterizado a la gente de la localidad.